¿Verdaderamente sabe que tipo de vivienda necesita?

El deseo de tener su propia casa puede ser tan fuerte que puede afectar significativamente sus decisiones para seleccionar la casa, los suministros y los materiales. Al inicio de la planificación de la casa, se está soñando en grande, y de forma necesaria. En nuestros sueños, pensamos en lo que queremos, pero pensamos poco acerca de lo que realmente necesitamos.

Cuando alguien le pregunta cuáles son sus prioridades en la selección de su casa, es probable que usted responda que el precio es uno de los requerimientos. La mayoría de nosotros, de alguna manera, tiene un presupuesto limitado y es lógico que tomemos decisiones con respecto a esto. En realidad, nos preocupamos por el valor de la casa por el precio que pagamos.

A menudo confundimos valor y precio, pero estas son dos cosas diferentes.

Usted no discerniráde un mejor producto por uno peor solo basado en el precio. Así que los clientes comprarían productos de menor valor por el precio de un mejor producto, y ni siquiera se darían cuenta de ello. Así que valor no essinónimo de precio.

Usted debe pensar en el valor como piensa en la calidad. Y usted no debería juzgar la calidad de un producto solo por su precio, sino que debería examinar a fondo el producto que desea comprar.

Si usted comienza a pensar en el valor y el precio de esta manera, le prestará más atención a los parámetros importantes, como la calidad de los materiales utilizados, su durabilidad, los costos de mantenimiento de la casa, los costos en calefacción y calentamiento de agua y más. Esos parámetros afectarán considerablemente el valor de su casa.

Algunas cosas pierden su valor y algunas obtienen valor, y estotambién se aplica a las casas.

Así que si no desea perder el dinero, preste atención al valor de la casa que está comprando. A un posible comprador no le importará que usted haya comprado la casa por una gran cantidad de dinero, solo se preocupan por su valor.

Sin duda haremos un montón de preguntas, que pueden mostrar qué es importante para su vivienda y determinará cuál es su prioridad y qué tiene valor para usted.

Las preguntas se referirán a un montón de temas, por ejemplo: ¿Necesita (quiere) otro edificio en su tierra? ¿Cómo utilizarásu jardín? ¿Cuántas personas van a vivir en la casa y qué edad tienen? ¿Cuánto quiere pagar por su casa (incluido el mantenimiento, la hipoteca,…)?

Si no está seguro o tiene dudas, entonces aqui estamos encantados de ayudarle.

A veces sucede que su planificación va por un camino equivocado e interrumpe el diseño de la casa pasiva. En ese momento, le detendremos y juntos encontraremos la solución, que será la mejor para su casa y para su vivienda.

En conclusión, recomendamos visitar al menos una casa construida con el mismo tipo de construcción que la suya. No hay otra manera de transmitir la sensación que da una visita personal, especialmente si se trata de la casa pasiva.